Buscar este blog

viernes, 15 de septiembre de 2017

Orgullo y prejuicio. Jane Austen.

DATOS TÉCNICOS:







  • Tapa dura: 448 páginas
  • Autora: Jane Austen
  • Género: Romántico
  • Editor: ALFAGUARA; Edición: 001 (4 de mayo de 2017)
  • Colección: ALFAGUARA CLASICOS
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8420485330
  • ISBN-13: 978-8420485331


Biografía de la autora:
La novelista británica Jane Austen nació el 16 de diciembre de 1775 en la rectoría de Steventon, en Hampshire,


 donde su padre fue rector de las parroquias anglicanas desde 1765 hasta 1801. La familia Austen, perteneciente a la baja aristocracia inglesa, era una familia muy numerosa y unida.

                          (Tipo de "árbol genealógico". Mirar de arriba a                            abajo)

 Aunque nunca pudieron llevar una vida de grandes lujos, sus ingresos alcanzaban para cubrir las necesidades inherentes a su posición social. El reverendo y su esposa tuvieron ocho hijos, de los cuales sólo dos fueron mujeres, Jane y su hermana mayor Cassandra, con la que mantuvo toda su vida una estrecha relación de amistad. Uno de los hijos, Edward, fue adoptado por unos parientes ricos, los Knight, que al no tener hijos propios querían hacer de él su heredero.
Jane y Cassandra asistieron juntas a un internado en Oxford,  que posteriormente se trasladó a Southampton.



 Sin embargo, pronto cayeron enfermas y tuvieron que regresar a su hogar.
Imagen relacionada
Añadir leyenda
Más tarde las enviaron a otra institución en Reading,
 pero el gasto resultó demasiado alto para la familia y las jóvenes volvieron a casa donde su padre, hombre culto y educado, se ocupó personalmente de su educación. La rectoría contaba con una amplia biblioteca de la que Jane pudo disfrutar a sus anchas.
 Los hermanos varones también habían ido abandonando el hogar poco a poco, pero cuando se reunían en vacaciones organizaban representaciones teatrales en las que todos los jóvenes Austen participaban.
Entre 1787 y 1793, Jane escribió, para el divertimento de su familia, su Juvenilia      , que incluye diversas parodias de la literatura de la época que se recogieron posteriormente en tres volúmenes    . A este grupo pertenecen “La historia de Inglaterra”, “Amor y amistad”, “El castillo de Lesley” y “Catherine o el cenador”.Los investigadores que han analizado esta obra destacan que Jane estaba profundamente familiarizada con la mayoría de las obras de ficción inglesas del siglo XVIII, pero también con la capacidad de observación de un detective experimentado. Desde luego, el internado fue su centro de preparación como futura novelista.
Durante el invierno de 1795 Jane conoció a Tom Lefroy,

 un joven irlandés que pasó una temporada en casa de sus parientes los Lefroy de Ashe. De las cartas que envió a Cassandra hablando del muchacho se deduce que se sentían atraídos el uno por el otro, pero dado que ninguno poseía el dinero que les permitiese formalizar su relación, Tom fue enviado lejos de allí y nunca más volvió.
 Jane se volcó en sus escritos y entre 1795 y 1799 redactó las primeras versiones de las novelas que luego se publicarían con los nombres de Sentido y sensibilidad, Orgullo y prejuicio y La abadía de Northanger (que entonces llevaban los títulos de Elinor and Marianne, First Impressions, y Susan, respectivamente). Probablemente también escribió Lady Susan en esta época.
  En 1.797, Mr. Austen hizo un intento de publicar Orgullo y prejuicio, pero el editor la rechazó. Unos años más tarde, en 1803, Susan fue aceptada para publicación sin que apareciese impresa.
En 1799 Mr. Austen decidió retirarse, dejar la rectoría de Steventon a cargo de su hijo mayor James (que después de enviudar y casado en segundas nupcias necesitaba el beneficio eclesiástico de su padre) e ir a vivir a Bath, donde con un círculo social más amplio, sus hijas quizá podrían encontrar marido.
Resultado de imagen de Bath jane austen

Jane recibió la noticia con verdadero desagrado. Estaba muy apegada a la vida tranquila en el campo, y encontraba la ciudad demasiado bulliciosa. Además el traslado supuso tener que desprenderse de objetos realmente valiosos para ella, como su piano y la biblioteca de su padre, que fue vendida por lotes.
Resultado de imagen de biblioteca y piano padre jane austenResultado de imagen de biblioteca y piano padre jane austen


Resultado de imagen de biblioteca y piano padre jane austen



 Durante 6 años la familia vivió en Bath, pero las hermanas Austen no consiguieron contraer matrimonio, como sus padres hubieran deseado. Parece que Jane sufrió una cierta depresión que la mantuvo alejada incluso de la pluma, puesto que no produjo ninguna novela en estos años
En 1805 murió el padre, y la viuda y las dos hijas se vieron en dificultades económicas. Tras mudarse a un alojamiento más humilde durante un tiempo, dejaron la ciudad para visitar a unos parientes de la madre en la rectoría de Adlestrop en Gloucestershire.

Resultado de imagen de rectoría de Adlestrop en Gloucestershire.
Durante esta época, Jane hacía escapadas a Londres para visitar a su hermano favorito, Henry, convertido en un próspero banquero, y se daba el lujo de asistir al teatro y a exposiciones artísticas. En esa época tuvo una oferta matrimonial por parte del hermano menor de unas amigas, Harris Bigg-Wither.Resultado de imagen de Harris Bigg-Wither.
En principio la aceptó, pero a la mañana siguiente, tras haber reconsiderado la situación, se retractó.
Fue en 1809, cuando finalmente Edward Austen Knight, que había enviudado recientemente, ofreció un alojamiento definitivo para su madre y sus hermanas en sus terrenos de Hampshire. Les ofreció una casita en el poblado de Chawton, denominada Chawton Cottage.
Resultado de imagen de Southampton internado jane austen

Martha Lloyd, amiga y emparentada con la familia, se encontraba en una situación similar, y la invitaron a ir a vivir con ellas. Así pasaría Jane Austen la mayor parte del resto de su vida. El regreso a Hampshire le devolvió la energía perdida y en los ocho años que le quedaban de vida, se volcó en la escritura.
En primer lugar revisó Sentido y sensibilidad y Orgullo y prejuicio y, con la ayuda de su hermano Henry, consiguió publicar la primera en 1811. El nombre de la autora no aparecía, la novela figuraba escrita “by a lady”.

Dos años después, en 1813, también consiguieron que se publicara la segunda, y esta vez figuraba “por la autora de Sentido y sensibilidad”.
 Ambas obras se granjearon un público y reseñas más que favorables y Henry Austen no pudo resistir la tentación de revelar a sus conocidos que la autora era su hermana, con lo que la identidad de la escritora se convirtió en un secreto a voces. Animada por estos éxitos, Jane se centró en seguir escribiendo y gracias a ello vieron la luz Mansfield Park en 1814 y Emma en 1815, esta vez publicadas por John Murray, renombrado editor de lord Byron. El éxito fue aún mayor y entre sus seguidores se contaba el príncipe regente, a quien se había visto forzada a dedicar Emma.
En 1816 la autora empezó a encontrarse mal, a sentirse muy fatigada y poco a poco se fue quedando impedida. Con los conocimientos actuales parece claro que estaba aquejada de la enfermedad de Addison (una infección tuberculosa en los riñones). A pesar de ello, consiguió escribir otra novela, Persuasión, e incluso comenzar otra más (Sanditon) que, desafortunadamente, quedó incompleta, al morir ella el 18 de julio de 1817, a los 41 años de edad. Unos días después fue enterrada en la catedral de Winchester. Henry Austen hizo público entonces que la autora de Emma y Orgullo y prejuicio era su hermana Jane y se ocupó de la publicación póstuma de La abadía de Northanger (pendiente de publicación desde el año 1803) y de Persuasión, que vieron la luz en 1818.
  Es considerada la primera novelista inglesa moderna, y en la actualidad su obra sigue viva e influyente. Su reconocimiento, va más allá del interés académico, siendo leída por un amplio público.




Reseña de ORGULLO Y PREJUICIO y opinión personal:
Esta clásica historia de amor y enredos varios, tiene lugar en la clasista Inglaterra de finales del siglo XVIII. Las cinco hermanas Bennet, Elizabeth o Lizzy, Jane, Lydia, Mary y Kitty

, han sido criadas por una madre cuya única fijación es encontrarles marido. Cuando el rico y soltero Sr. Bingley y su amigo el  se instala cerca de ellas, la señora Bennet hará todo lo posible por emparejar a alguna de sus hijas con él.Junto a este, se encuentra en la mansión 
 el Sr. Darcy, un personaje que andará "de tiras y aflojas" con una de las hijas de la señora Bennet, la más rebelde, y quizás más liberal, moderna e inteligente...

Lizzy, que junto al personaje de su padre (que es el único que la apoya, y le muestra cierta complicidad), se "saldrán un poco del plato" de lo que se espera de ellos en esa sociedad "del qué dirán". La relación Lizzy, Mr. Darcy, está plagada de "mucho orgullo y prejuicios", ¿cómo acabará...?¿acabará "por buen puerto"? ¿o las peleas serán el "detonante" de irse cada uno por su lado....?A veces se suele decir que "los que se pelean se desean", aunque no siempre se cumple..., porque ella parece que no lo soporta...

   En cuanto a mi opinión personal, la verdad es que a mi el libro no me gustó al principio, lo digo claramente, me compré una edición muy bonita ilustrada por Maria Hesse http://www.mariahesse.es/  porque pensé que siendo un un libro con ilustraciones, el clásico, no se me haría tan pesado, y, se me haría más llamativo.











Pero, la verdad, es que puede que algo ayudaran..., y son muy bonitas..., pero a mi tantos personajes "para arriba y para abajo", tanto lío amoroso, tanto "te dije que te convenía este y no el otro...", "que sí patatín patatán", al principio se e hizo un tanto pesado..., pero luego le vas "cogiendo el punto" al culebrón" je, je, y ya pues te intriga qué pasará con cada personaje, Lizzy me parece super atrevida y lista para la época, el señor Bennet, su padre también es un señor muy calmado y "con sus puntos", en fin que "acaba una enganchándose". A parte, me apunté a una lectura conjunta con el blog "Las Lecturas del Gato" del 7 de Agosto al 20 de Agosto, porque le puso una temporalización y una serie de actividades o comentarios comunes en Twitter que me ayudaron, si cabe mas, a continuar con la lectura.
 Pienso en cuanto a esta novela de ya 204 años, que no se pasa de moda, pues su autora maneja los diálogos magistralmente. Además,  tiene como decía Virginia Woolf un mérito increíble, ya que no tenía privacidad para escribir (una habitación propia), y debía concentrarse en la sala de estar, por donde pasaba todo el mundo, aunque, lo que también en ocasiones le podía servir de inspiración..., añado yo, ya que cada una de sus novelas es un maravilloso reflejo de la  sociedad rural de la época.

ADAPTACIONES CINEEMATOGRÁFICAS:

EN INGLÉS SIN SUBSTITULOS ES COMO LO HE ENCONTRADO EN YOU TUBE:
https://www.youtube.com/watch?v=MqrfXsDshqg&t=880s


AQUI ENCONTRARÉIS EL ENLACE A YOU TUBE CON LA PRIMERA PARTE EN INGLÉS SUBSTITULADO, Y EL RESTO DE LAS PARTES DE LA PELI TB. ESTÁN COLGADAS EN YOU TUBE:
https://www.youtube.com/watch?v=NtK0e1skXxI&index=1&list=PLOh-KW1Vlf76-y-ws9mUbDttVSvglCVhy




TRAILER  "SENTIDO Y SENSIBILIDAD":
https://www.youtube.com/watch?v=R33mp3Lq-Hk


ORGULLO Y PREJUICIO-TRAILER:
https://www.youtube.com/watch?v=XEDn7CRy6h4






viernes, 8 de septiembre de 2017

El cuento numero trece.Diane Setterfield.

FICHA TÉCNICA DEL LIBRO:



Detalles del producto

  • Tapa blanda: 480 páginas
  • Autora:Diane Setterfield
  • Género:Suspense, misterio, terror.
  • Editor: Debolsillo; Edición: 001 (11 de enero de 2011)
  • Colección: BEST SELLER
  • Idioma: Español
  • ISBN-10: 8499088066
  • ISBN-13: 978-8499088068



BIOGRAFÍA DE LA AUTORA:
Diane Setterfield nació en Berkshire, Inglaterra, el 22 de agosto de 1964. Aficionada a la lectura desde pequeña, y una adicta confesa a los libros, estudió Literatura Francesa en la Universidad de Bristol, se especializó en la creación literaria francesa del siglo XX de autores como André Gide y fue profesora de diversos centros tanto públicos como privados, en Inglaterra y en Francia. A finales de los 90, cansada del mundo académico, abandonó su ocupación universitaria para escribir, mientras enseñaba francés a nivel particular. Su primera novela, El cuento número 13, fue un best-seller que llegó a ser número uno en la lista de los más vendidos según el New York Times y que tardó cinco años en completar. Enmarcada en la tradición gótica-romántica, esta obra de Setterfield muestra influencias de escritoras como Charlotte y Emily Brönte, además de otros clásicos de la novela anglosajona decimonónica a la que confiesa que le ha encantado regresar después de tantos años dedicados a la literatura francesa. Su libro expresa su particular visión de los tradicionales temas de aislamiento, identidad y abandono.

Aparte de su trabajo novelístico, tiene varias publicaciones de carácter académico sobre literatura francesa de los siglos XIX y XX.

Otro libro de la autora:
De 2.013







RESEÑA Y OPINIÓN PERSONAL:

Una célebre escritora, sabiéndose muy enferma, decide escribir su biografía, para ello le pide ayuda a una joven librera: Margaret Lea. Margaret, recibirá una carta de esta señora, que escribe bajo el seudónimo de" Vida Winter"¿por qué a ella? quizás tengan algo en común..., y finalmente, aceptará, por lo que deberá trasladarse caserón de la enigmática escritora, de la que nadie sabe la verdadera historia de su vida, y porque no publicó el "Cuento número trece" de su libro de relatos, porque este aparece en blanco.
      Vida Winter, soprenderá a Margaret con un relato plagado de lagunas mentales, jugará al despiste en ocasiones, e incluso parece que le está contando una historia de la que quiere que Lea vaya "atando cabos", dándoselo todo con cuentagotas". Le habla de su misteriosa infancia y juventud en la casa de "Angelfield",  junto a su hermana gemela Emmeline (más dócil), llamándose ella en realidad Adeline March (con un carácter algo violento para una niña), vivió en un mundo aparte, paralelo, donde ellas dos..., eran..., como decirlo..., unas niñas un tanto "especiales", viviendo unos sucesos a su alrededor que a su vez marcarían sus vidas para siempre...
Sí las paredes de Angelfield hubieran tenido cámaras...pero no...hemos de recordar que esta novela tiene tintes góticos y bebe de Charlotte Bronte (Jane Eyre), Daphne du Maurier  (Rebeca),Henry James (Otra vuelta de tuerca), Wilkie Colliens (La dama de blanco)...todo con tintes supersticiosos (el número trece...), la mansión en la que ocurren hechos extraños, y un largo etc. de cosas que pasan alrededor de las gemelas y las personas que les rodean, que no voy a desvelar para que leáis la historia.
   Sólo decir que me ha encantado, que se mete directamente en la lista de mis libros de misterio o suspense favoritos, o simplemente uno de mis libros favoritos en mucho tiempo, y que te atrapa su intriga de tal manera que no puedes dejar de leer el libro ni un día. Es el primer libro de esta autora, pero ha hecho un trabajo de máxima nota en cualquier plataforma. Es una gozada ir descubriendo o montando junto a Margaret el puzzle de la vida de Vida Winter, ¿te atrevés a ejercer de investigador/ra en sus 480 hojas? Debes tener mucha voluntad y escrúpulos, porque en ocasiones el misterio roza el terror...


ADAPTACIONES CINEMATOGRÁFICAS:

Enlace abajo a película completa en Inglés (a pantalla completa):




Enlace abajo a película en español latino (pero sale sólo a media pantalla):



martes, 5 de septiembre de 2017

Una habitación propia. Virginia Woolf.

FICHA TÉCNICA DEL LIBRO:


  • Nº de páginas: 192 págs.
  • Género:Ensayo.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: Seix Barral
  • Lengua: Castellano
  • ISBN: 9788432217890



BIOGRAFÍA DE LA AUTORA:   
(Adeline Virginia Stephen; Londres, Reino Unido, 1882 - Lewes, id., 1941) Escritora británica. 
 Virginia Woolf fue hija de una eminencia, Sir Leslie Stephen, quien fuera editor, novelista, biógrafo, filósofo, historiador, crítico literario y hasta alpinista; y de Julia Prinsep Jackson quien provenía de una familia famosa por sus bellezas que dejaron su impronta en la sociedad como modelos para los artistas prerrafaelistas y los primeros fotógrafos. Julia Prinsep Stephen posó como modelo de la princesa Sabra, retratada por Edward Burne-Jones, en 1866.
                                                                                                        Virginia con su padre
Madre de Virginia


                      Virginia con su madre en foto de                           arriba y abajo.       

                                     Virginia                      adolescente  
Tanto el padre como la madre de Virginia habían estado casados previamente y habían enviudado, como consecuencia de ello, al casarse, el hogar tenía hijos de los tres matrimonios. Leslie, el padre, tenía una hija de su primer matrimonio, Laura Makepeace Stephen, quien vivió con la nueva familia hasta que fue internada en un psiquiátrico luego de ser declarada mentalmente incapaz. A su vez, Julia, la madre de Virginia, tenía tres hijos de su primer matrimonio: George, Stella y Gerald, apellidados Duckworth. Juntos, los padres de la escritora, tuvieron otros cuatro hijos: Vanessa, Thoby, Virginia y Adrian.
Virginia no fue a la escuela, fue educada por sus padres en un acogedor ambiente literario de su hogar en Kensington. Recibió también clases de profesores particulares. La brillantes de su padre Sir Leslie Stephen y sus buenas relaciones con importantes figuras como William Thackeray, Henry James, Thomas Hardy, Alfred Tennyson, Julia Margaret Cameron y Edward Burne-Jones quienes frecuentaban asiduamente la casa de familia, benefició tanto a Virginia como a sus hermanos por haber sido criados en un entorno lleno de influencias de la sociedad literaria victoriana. Además, poseían una inmensa biblioteca en su casa, en la que Virginia y Vanessa conocieron los clásicos de la literatura inglesa.
Su niñez fue bastante difícil, su primera crisis depresiva fue cuando repentinamente pierde a su madre. Dos años después sufre otro duro golpe emocional con la muerte de su medio hermana Stella, quien se había hecho cargo de la familia tras la muerte de la madre; y durante todos esos años, además, sufrió junto a Vanessa, abusos por parte de sus hermanastros. Cuando murió su padre de cáncer, en 1905, antes de que Virginia cumpliera los 23 años, la joven escritora ya había tenido su primer intento de suicidio.
   
   Los recuerdos más vívidos de Virginia Woolf sobre su infancia fueron los de St. Ives en Cornualles, donde la familia pasó las vacaciones de verano de 1882 y 1894. Talland House, era la casa de veraneo de la familia, los Stephen, tenían una hermosa vista a la playa y al faro de Godrevy. La fraternal casa fue un recurrente para Virginia, una casa que contiene los fantasmas de su infancia y que recordaría con mucho afecto por siempre y plasmaría en su famosa novela “Al Faro”, publicada en 1927, para la que Vanessa, su hermana, ilustra la portada.




El nombre de Virginia Woolf figura junto con el de James Joyce, Thomas Mann o Franz Kafka entre los grandes renovadores de la novela moderna. Experimentando con la estructura temporal y espacial de la narración, perfeccionó en sus novelas el monólogo interior, procedimiento por el que se intenta representar los pensamientos de un personaje en su forma primigenia, en su fluir inconsciente, tal y como surgen en la mente. Algunas de sus obras más famosas, como La señora Dalloway (1925), Al faro (1927) o Las olas (1931), ejemplifican este recurso mediante un poderoso lenguaje narrativo en el que se equilibran perfectamente el mundo racional y el irracional.



Woolf fue además pionera en la reflexión sobre la condición de la mujer, la identidad femenina y las relaciones de la mujer con el arte y la literatura, que desarrolló en algunos de sus ensayos; entre ellos, destaca por la repercusión que posteriormente tendría para el feminismo Una habitación propia (1932). No sólo abordó este tema en los ensayos, sino que también lo hizo en novelas como la inquietante y misteriosa Orlando (1928), en la que se difuminan las diferencias entre la condición masculina y la femenina encarnadas en el protagonista, un aristócrata dotado de la facultad de transformarse en mujer.

Hija de sir Leslie Stephen, distinguido crítico e historiador, Virginia Woolf creció en un ambiente frecuentado por literatos, artistas e intelectuales. Tras el fallecimiento de su padre, en 1905, se estableció con su hermana Vanessa -pintora que se casaría con el crítico Clive Bell- y sus dos hermanos en el barrio londinense de Bloomsbury, que se convirtió en centro de reunión de antiguos compañeros universitarios de su hermano mayor, entre los que figuraban intelectuales de la talla del escritor E.M.Forster, el economista J.M.Keynes y los filósofos Bertrand Russell y Ludwig Wittgenstein, y que sería conocido como el grupo de Bloomsbury. Elementos comunes de esta heterogénea élite intelectual fueron la búsqueda del conocimiento y del placer estético entendidos como la tarea más elevada a que debe tender el individuo, así como un anti conformismo político y moral.
                          Vanessa-la hermana                                             pintora                                                                   de Virginia.
                      Foto de Virginia                                                   junto a  su                                                              hermana.

           Cuadro-retrato que pinto Vanessa de
                                                    Virginia.


En 1912, cuando contaba treinta años, se casó con Leonard Woolf, economista y miembro también del grupo, con quien fundó en 1917 la célebre editorial Hogarth Press, que editó la obra de la propia Virginia y la de otros relevantes escritores, como Katherine Mansfield, T.S.Eliot o Sigmund Freud. Sus primeras novelas, Viaje de ida y Noche y día, ponen ya de manifiesto la intención de la escritora de romper los moldes narrativos heredados de la novelística inglesa anterior, en especial la subordinación de personajes y acciones al argumento general de la novela, así como las descripciones de ambientes y personajes tradicionales; sin embargo, estos primeros títulos apenas merecieron consideración por parte de la crítica.
                       Foto con T.S.Elliot
Sólo con la publicación de La señora Dalloway y Al faro comenzaron a elogiar los críticos su originalidad literaria. En estas obras llaman ya la atención la maestría técnica y el afán experimental de la autora, quien introducía además en la prosa novelística un estilo y unas imágenes hasta entonces más propios de la poesía. Desaparecidas la acción y la intriga, sus narraciones se esfuerzan por captar la vida cambiante e inasible de la conciencia.





               Influida por la filosofía de Henri Bergson, experimentó con especial interés con el tiempo narrativo, tanto en su aspecto individual, en el flujo de variaciones en la conciencia del personaje, como en su relación con el tiempo histórico y colectivo. Así, Orlando constituye una fantasía libre, basada en algunos pasajes de la vida de su amiga y también escritora Vita Sackville-West, en que la protagonista vive cinco siglos de la historia inglesa. En Las olas presenta el «flujo de conciencia» de seis personajes distintos, es decir, la corriente preconsciente de ideas tal como aparece en la mente, a diferencia del lógico y bien trabado monólogo tradicional.

Virginia Woolf escribió también una serie de ensayos que giraban en torno de la condición de la mujer, en los que destacó la construcción social de la identidad femenina y reivindicó el papel de la mujer escritora, como en Una habitación propia. Destacó a su vez como crítica literaria, y fue autora de dos biografías: una divertida recreación de la vida de los Browning a través de los ojos de su perro (Flush) y otra sobre el crítico Robert Fry (Fry).
Virginia Woolf, padeció a lo largo de su vida, una enfermedad mental hoy conocida como trastorno bipolar. 
 En uno de los accesos de una enfermedad mental que había obligado a ingresarla en varias ocasiones a lo largo de su vida, el 28 de marzo de 1941 desapareció de su casa de campo.
  En una de esas profundas depresiones, Virginia Woolf fue hasta un río cercano a su casa (el río Ouse), puso piedras en sus bolsillos y decidió terminar con su vida ahogándose, siendo encontrada días después.
Se despidió de su querido esposo a través de una conmovedora carta donde no sólo se percibe su padecimiento, tristeza y profundo dolor, si no también la gratitud y el gran amor que sentía hacia él.


RESEÑA DEL LIBRO(TIPO RESUMEN) Y OPINIÓN PERSONAL:
El ensayo de Virginia Woolf de este libro, se divide en seis capítulos, que tratan sobre "Las mujeres y la novela", pero en los que ella se sumerge de una manera cada vez más reflexiva y profunda conforme avanza, hablando de cómo se trataba a la mujer a lo largo de los diferentes siglos en la sociedad, el papel que representaba en ella, no sólo en la literatura, sino el acceso de la misma  a  determinados sitios, trabajos, sus derechos y deberes...Claramente, Virginia muestra una crítica contundente, con unos ejemplos y datos contrastados, de las injustas desigualdades a las que se ha visto sometida la mujer a lo largo de los siglos. 
 Desgranando un poco cada capítulo, y resumiendo lo más importante de cada uno, yo sacaría lo siguiente:
Capítulo 1:
Comenta como las mujeres no podían entrar cuando era jovencita en las bibliotecas, a no ser que fueran acompañadas de un "fellow" (ciertos miembros del profesorado universitario), o a menos que llevara una carta de recomendación.
  Que a las arcas de Gran Bretaña, no les "costaba trabajo" reunir dinero para levantar colegios para varones sólo, cuando a sus madres cada año se les hacía más difícil reunir dos mil libras. Que mejor que estar viendo escaparates, que sí hubieran aprendido antes algún oficio, o estudiado algo, en vez de estar viendo escaparates o saber sólo empolvarse la nariz. Claro, que lo único que les decían era que se dedicaran a casarse y a cuidar la casa, y a ir perfectas. 
  Y cuando ya podían tener algún penique "propio", penique que ganaran penique a usar por su marido, por eso a muchas no les interesaba ganar dinero.
Capítulo 2:
Virginia observaba que las mujeres no podían beber alcohol en los almuerzos, sólo los hombres.
  Por otro lado, pensaba que el hombre estaba constantemente preocupado por ser superior frente a la mujer: Que había hombres desde los que las temían, frente a su inteligencia, hasta los que las adoraban (incluso algunos germanos creían que había algo sagrado en ellas y las habían consultado como "oráculos"). Dice que algunos sabios  sostuvieron que su inteligencia es más superficial;otros  que su conciencia es más profunda;Goethe las honró; Mussolini las despreció. 
 Pero en el fondo, ella cree que para él ella es una joya del precio más incalculable, ya que les importa más la crítica de la mujer que otra cosa. Ella le carga de vitalidad, y estimula su sistema nervioso. 
  Antes de 1.918, los trabajos que podías ejercer sí eras mujer: leer a señores mayores, enseñar el alfabeto, trabajar en una guardería, o haciendo trabajillos en periódicos, escribiendo sobres, haciendo flores artificiales... Sí no heredabas a alguien, tenías que casarte con alguien que te mantuviera.
  También habla sobre el tema de que la mujer parecía ser el "sexo protegido", porque había determinados empleos que no ejercía, y comenta como, quizás, en un futuro se la vea ejerciéndolos, como por ejemplo: soldado, maquinista, repartidora...

Capítulo 3:
En este capítulo ella recalca, que quiere saber en qué condiciones vivían las mujeres en  Inglaterra, en la época de Isabel I.
  Por otro lado, se preguntaba "¿por qué las mejores obras y sonetos fueron escritos por hombres?"
  Algo que le llamó especialmente la atención fue que al abrir el libro de "Historia de Inglaterra"  del profesor Treverlyan, y buscando en el índice sobre "mujeres", se decía:" que pegar a la mujer era un derecho reconocido en el hombre, y lo practicaban sin avergonzarse tanto clases altas como bajas...Y sí una mujer se negaba a casarse con el caballero que habían elegido sus padres para ella, se exponía a que la encerraran a llave, la pegaran y la zarandearan  por la habitación".
  El matrimonio no era considerado una cuestión de afecto personal, si no de avaricia familiar, como se viene a deducir de lo anterior.
 Recalca Virginia, que en las obras de Shakespeare, se pone a la mujer como un ser con una fuerte personalidad, que se defiende: Cleopatra, Lady Macbeth..., pero..., esta es la mujer de la literatura..., la realidad como hemos visto más arriba era otra (en la imaginación tiene la mayor importancia, en la práctica, era totalmente insignificante).
  Virginia además decía, que sí Shakespeare hubiera tenido una hermana, por mucho talento que esta hubiera tenido, igual que su hermano, no hubiera corrido con la misma suerte que él, por ser mujer, por no haber podido recibir la misma educación, ni haber podido tener las mismas oportunidades. Inclusive, cuenta, que muchas mujeres escribían con seudónimo de hombre por vergüenza, y para tener alguna posibilidad.


Tantas y tantas dudas surgían en la mente de la escritora, que no veían respuesta tan fácilmente en ninguna enciclopedia o libro histórico:
¿A qué edad se casaban?¿tenían una habitación propia? ¿cuántos hijos solían tener? ¿por qué no escribían poesía? ¿sabían leer y escribir? ¿cómo se las educaba?

CAPÍTULO 4:
 Decía Virginia Woolf, en este capítulo que era una pena que aunque una  mujer tuviera la oportunidad de escribir porque tuviera "posibles" (dinero), y aunque tuviera talento, lo malgastaba porque  sólo escribía para descargar su ira y frustración de como se trataba a la mujer en aquella época en el campo cultural, y en los demás.
  El que una mujer con mucho talento para la pluma, hubiera llegado a convencerse de que escribir un libro era una ridiculez, y hasta una señal de perturbación mental, permite medir la oposición que flotaba en el aire a la idea de que una mujer escribiera, refiriéndonos aquí a una tal Dorothy Osborne (clase alta).
Y de esa señora mencionada arriba,  nos vamos a otro extremo, a Aphre Behn: una mujer de clase media que tras la muerte de su marido, se ganó la vida con ingenio. Tuvo que trabajar con los hombres en pie de igualdad (que es en lo que consiste el feminismo). Ella conquistó el derecho a decir lo que le parezca a una, es decir a tener libertad de mente, libertad de palabra. Y pudo vivir de la escritura.
La extrema actividad mental que se produjo en las mujeres a finales del siglo XVIII, las charlas y las reuniones, los ensayos sobre Shakespeare, la traducción de los clásicos, se basaba en el sólido hecho de que las mujeres podían ganar dinero escribiendo. Aquí destacan mujeres de la clase media escribiendo obras como: Orgullo y Prejuicio de Jane Austen, Cumbres Borrascosas de Emily Bronte...
   A comienzos del siglo XIX, cada escritora tenía el mérito de que pese a no tener una habitación propia, donde ir a concentrarse para ir a escribir (tenían que escribir en la sala de estar común), hacían un sorprendente trabajo, a pesar de estar expuestas a toda clase de interrupciones.Siempre, además, teniendo buen cuidado, que no sospecharan de sus ocupaciones los criados, ni las visitas, ni nadie ajeno a su círculo familiar. Jane Austen, por ejemplo, escondía sus manuscritos, o los cubría con papeles.  Se preguntaba en un principio Virginia "¿hubiera sido Orgullo y prejuicio una novela mejor si a Jane Austen no le hubiera sido necesario esconder su manuscrito para que no lo vieran sus visitas?", aunque luego recula, y piensa, que quizás es este el mayor milagro de todos: había en 1.880, una mujer que escribía sin odio, sin amargura, sin temor, sin protestas, sin sermones, sin influencias al fin y al cabo...
 Por otro lado, cuenta Virginia que la información con la que contaban para inspirarse en sus escritos las escritoras, a principios del siglo XIX , no podía ser otra que la observación del carácter  y el análisis de las emociones.
Cataloga a Jane Austen y a Emily Bronte, como las más atrevidas e intrépidas de su época, es decir, las que desoyeron las opiniones ajenas y publicaron con libertad sus obras.  
 También resalta en este capítulo que las novelistas de principios del siglo XIX, sí quieren contacto con el pasado lo debían de buscar a través de sus madres, porque apenas se escribía acerca de vida y costumbres en las obras.
  Una frase que resaltaría de este capítulo, de Virginia Woolf, sería la siguiente:

 Además, comenta que la poesía era la "salida prohibida" para la mujer.

CAPÍTULO 5.
 En este capítulo Virginia comenta como da finalmente, con un estante donde las novelas de mujeres se codean en número tantas como con las de hombres, y la mujer usa también la novela como un arte, y no sólo como un medio de autoexpresión.
Ya observa algún libro de poemas, como el de Lady Winchilsea, o incluso un libro en el que la relación entre dos mujeres puede ir más allá de la amistad, que dice que mirado dentro de cien años puede que tenga la suerte de ser mirado con más suerte y libertad.

CAPÍTULO 6:
Al observar a una pareja en el parque subir a un taxi, se plantea Virginia, sí el hombre necesita a la mujer y viceversa.
  Piensa que en nosotros presiden dos poderes, uno macho y otro hembra, y en el cerebro del hombre predomina el hombre sobre la mujer, y en el  cerebro de la mujer predomina la mujer sobre el hombre, y que el estado de ser "normal y confortable" es aquel  en que los dos viven juntos en armonía, cooperando espiritualmente. Sí se es hombre, la parte femenina del cerebro no deja de obrar; y la mujer también tiene contacto  con el hombre que hay en ella. También se refiere a la mente de esta manera, como "mente andrógina". Esta mente transmite la emoción sin obstáculos y es creadora por naturaleza. 
  Virginia pensó en Shakespeare como prototipo de mente andrógina, es decir, de mente masculina con elementos femeninos, aunque tampoco es que se puede afirmar, porque no se puede saber que pensaba el escritor de las mujeres.
   Creía, que no cabía duda, que la "escritura isabelina", hubiera sido muy distinta sí el movimiento feminista hubiera empezado en el siglo XVI y no en el siglo XIX.
  Finalmente, comenta en este capítulo que una debe de ser "mujer con algo de hombre" u "hombre con algo de mujer". Que la mente debe yacer abierta, para comunicar su experiencia con perfecta plenitud.

     
   La verdad es que ha sido una lectura muy intensa. Al principio, cuesta "arrancar" , pero cuando vas entendiendo su manera de expresarse, de pensar, esa manera de profundizar en las cosas, de divagar..., pues ya te va gustando mas el ensayo. Porque en el fondo, está mostrando cosas de unas épocas y haciendo críticas al mismo tiempo de un modo a mi parecer super inteligente, muy documentada, y  sin "medias tintas", así es que aunque en ocasiones "acabes agotada de tanta profundidad", je, je, merece la pena, leer este libro, y es admirable y hemos de sentirnos orgullosas el género femenino de que otra mujer escribiera esto, y la verdad es que cuando lo lees te da un subidón y piensas " que suerte la época que me ha tocado vivir, la libertad para leer cualquier libro, entrar en cualquier biblioteca, librería, y no sólo eso, si no a la hora de escribir y publicar..."Cuantas mujeres han tenido que luchar para que hoy tengamos esa libertad, que afortunadas somos hoy, hemos de aprovechar al máximo las oportunidades que tenemos, y sí piensas publicar este libro es el que te puede dar ánimos para darte ese "empujoncito" (piensa en la hermana de Shakespeare, je, je , ¡la  pobre!). 
Un libro para mi de máxima puntuación sin duda.Maravillosa Virginia.


               Los libros son los espejos del                                 alma.Virginia Woolf

ADAPTACIONES CINEMATOGRÁFICAS:
Trailer película  "Las horas".Sinópsis:
Historia de tres mujeres de épocas diferentes que tratan de encontrarle un sentido a la vida. A principios de los años 20, Virginia Woolf, en un elegante barrio de Londres, lucha contra su locura mientras empieza a escribir su primera gran novela: "Mrs. Dalloway". En los años 50, en Los Ángeles, a Laura Brown, una mujer casada y con hijos, la lectura de "Mrs. Dalloway" le resulta tan reveladora que empieza a considerar la posibilidad de cambiar radicalmente su vida. En Nueva York, Clarissa Vaughan, una versión actual de "Mrs. Dalloway", está enamorada de su amigo Richard, un brillante poeta enfermo de SIDA. 


https://www.youtube.com/watch?v=rpGyCh46dpU


Enlace que lleva a You Tube, para ver la Pelicula Orlando (en Español), basada en la novela de Virginia Woolf:



https://www.youtube.com/watch?v=3N1Bq9-wgR4
  
Enlace que lleva a You Tube para ver la película Mrs Dalloway, basada en la novela de dicha autora, también (Inglés con substítulos en español):


https://www.youtube.com/watch?v=mOE5nzvU9a0



                 
Escritorio donde solía  escribir Virginia Woolf.
Hoy todas  podemos tener una habitación propia para leer y escribir fácilmente,como podría ser esta.